Saltar al contenido

Crear un cuento con papá y mamá

Crear un cuento con papá y mamá | Pasa la risa

Disfruta de este taller para hacer en familia, crea un cuento, si papa y mama aguantan el tirón. Hablemos de crear un cuento con papá y mamá

Sábado, invierno, hora de la siesta… tus ojos no terminan de cerrarse porque tu hijo ha encontrado el tambor requisado, ese diabólico artilugio que le regaló su abuela, y se ha decidido a dedicarte una sinfonía de cuarto de hora. ¿Ya no sabes cómo hacer que no se vista con el disfraz de spiderman de halloween y comience a subirse por las paredes?

¡Levántate, la siesta está perdida! , abre los ojos, sonríe, ponte en marcha y a jugar con tu hijo. Te propongo una divertida actividad para hacer en familia y conseguir que una tarde o las que quieras, se conviertan en un día inolvidable creando aventuras y viajes mágicos creando cuentos.

Sapos y princesas, besos trasmutadores y un dragón sorpresa como regalo para el rey.

Realizar una actividad como esta exige de un conocimiento básico en tres aspectos importantes para crear desde cero un cuento y diseñar cuentos infantiles.

Necesitas conocer las partes de un cuento infantil para estructurar tu cuento. Además, un par de técnicas que utilizar para inventar y llevar a buen puerto tus ideas. Y para acabar, conocer el proceso básico para contar un cuento a un público. Vamos a ello.

Partes de un cuento infantil

Cando vamos a crear un cuento, recogemos ideas para inventar una historia. Esta historia necesita de una estructura para tener un buen hilo conductor. En todo cuento que se precie, distinguiremos tres grandes partes que realizar:

Planteamiento

En el planteamiento se presentan los personajes y se explica cuándo y dónde comienzan los hechos. Se describen los escenarios y se responde a las cuestiones:

  • ¿Quién es protagonista o los protagonistas del cuento?: Describe perfectamente a tus personajes (que ropas llevan, objetos característicos que tengan, personalidad) con el fin de que el espectador; sea auditivo, lector o visual; pueda hacerse una idea de como son.
  • ¿Hay personajes secundarios?: Realiza lo mismo con los personajes secundarios que actúan con los principales.
  • ¿Dónde ocurren los hechos?: La escenografía bien descrita hace que el espectador reconozca el contexto social, paisajes y demás.
  • ¿Cuándo ocurren?: Lo mismo ocurre si tenemos en cuenta el momento temporal. Ayudar al espectador a ponerse en una situación temporal favorecerá su imagen de tu cuento.

Nudo

En el nudo se cuenta lo que hacen los personajes y lo que les pasa. La acción del cuento se produce en estas líneas y se responde a las cuestiones:

  • ¿Qué les pasa a los personajes?:
  • ¿Qué problema tienen?
  • ¿En qué enredo se han metido?
  • ¿Aparece algún personaje nuevo?

Desenlace

En el desenlace se resuelve la situación y se cuenta cómo acaba la historia. Las fábulas y quizás ¿un nuevo cuento se previsualiza?. Además se responde a las cuestiones:

  • ¿Cómo se resuelve la situación?
  • ¿Intervienen los personajes en la resolución del problema o es algún otro hecho lo que lo resuelve?
  • ¿Cómo termina el cuento?

Estas tres partes de un cuento infantil serán nuestro guion de trabajo a la hora de crear cada paso en la creación de nuestro cuento.

Qué necesitas para hacer un cuento

Hoy día la animación a la lectura con los niños es una actividad tan del día a día como lavarse los dientes antes de ir a dormir, ¿qué niño no se acuesta al abrigo de una gran historia de aventuras? (esto es lo que debe de ser).

Pero nunca es tarde, si al dicha es buena. El leer se va a poner de moda, pero aun más este divertido taller para hacer en familia, crear un cuento, si papa y mama aguantan el tirón.

Crear un cuento con papá y mamá | Pasa la risa

Para realizar esta actividad creativa necesitamos tres ingredientes que echar en la cazuela:

  1. Materiales necesarios: un gran folio sin fin o muchos folios A3-A4; lapiceros de colores, rotuladores para delinear y bolis para regalar; y mucha y sana imaginación. Esta última no la venden en las tiendas.
  2. Papás y mamás máster: Necesitarás un padre o una madre con ingenio que haga el rol del director, de guionista y de orientador. Es la figura clave para crear un cuento con niños, pues hace de controlador de la historia y de guía en los momentos de silencio.
  3. Niños creadores: Si crees que tus pequeños no están a la altura, prueba a llenarles de pájaros la cabeza antes de hacer este divertido taller, sal al campo y vive experiencias  y aventuras con ellos. Esto ayudará a disponer de una gran base de datos de ideas y relatos para hacer esta actividad.
  4. Tiempo: Para esta actividad deberemos disponer de muchas horas. Crear un cuento no se hace en minutos, necesitas algunas horas para crear la idea y darle forma. Además, tras tener todas las partes de un cuento infantil bien organizadas y claras, deberás plasmarlas en una lámina, con sus dibujos e ilustraciones y con bastante texto. Esta actividad durará varias semanas.

Proceso creativo para crear un cuento

La imaginación es un el paraíso de la creatividad, pero cuando añadimos un niño a la ecuación, la locura es máxima.

Plasmar la imaginación en unos folios, en unas líneas es un proceso largo que necesita de acompañamiento, por lo que la labor en esta actividad de los papás y mamás es muy necesaria. Por lo que para crear un cuento, hacer un posterior cuentacuentos y diseñar una tarde imaginativa se necesita de un par de herramientas para guiar a los peques en este viaje creativo.

Pasos previos para inventar un cuento

Antes si cabe de empezar a hacer alguna de las siguientes cosas que vamos a contaros, incluido comenzar la actividad con los peques, el papá o mamá deberá prepararse.

  • Destina algunos momentos para organizar tus ideas. Es vital que estés preparado para hacer la guía de este tipo de actividades.
  • Poner a prueba tus capacidades creativas antes puede ayudarte a tener recursos a tu disposición durante la actividad. Puedes escribir antes un cuento o buscar información visual sobre temáticas que te gustaría que tu peque valorase.
  • Encuentra ideas en internet o páginas dedicadas a este tipo de recursos. Por ejemplo Pinterest, la web de ideas creativas, tiene una base muy extensa de imágenes y recursos que puedes usar.

Ahora ya estás listo para el primer punto de esta aventura, ¡Inventar un cuento!

Inventar un cuento: la hibridación de contenidos

Esta técnica conocida por todos los blogueros y blogueras que se precien va a ser la encargada de ayudarnos a crear un cuento con tu hijo o hija.

Para aquellos que nunca habéis oído hablar de esta técnica, la hibridación de contenidos es un método que los creativos de este mundo se han inventado para solventar el problema conocido como síndrome de la hoja en blanco. Blogueros, diseñadores web y hasta auditorías fusionan desde palabras hasta sectores económicos para encontrar atractivas imágenes de marca, nichos de mercado o contenidos para su blog.

La hibridación de contenidos se define como una disciplina que te ayuda a generar ideas nuevas. Se trata de un proceso en el que dos elementos de distinta naturaleza se agrupan con la intención de crear uno que puede ser diferente y completamente nuevo.

Son muchas las técnicas que existen para tratar de expandir tu cerebro con el fin de encontrar nuevas formas de buscar o generar contenido. Algunas de ellas son de sobra conocidas: brainstorming, mapas de convergencia o pensamiento lateral.

Pero si ya has probado todas ellas y has agotado todas tus posibles ideas, es el momento de poner en práctica la hibridación para inspirarte un poco más. Se trata de un generador de ideas para cuando ya no tengas más alternativas.

Este es nuestro punto de partida, tenemos un problema: Mi hijo puede conmigo, tiene inquietudes y es necesario estimularlas. Pues a por ello, cogemos dos folios y dos lapiceros, proponle a tu hijo una idea loca, la primera palabra que se le venga a la cabeza, un objeto, su animal favorito o su héroe de cómic, cualquier cosa vale, y dibujadlo sin ver qué está haciendo el otro.

Crear un cuento con papá y mamá | Pasa la risa

Coge una cazuela y póntela en la cabeza «mi capitán», conviértete en pirata y súbete al tobogán como el rey del mundo, tu hijo te imaginará en una entretenida aventura por unos minutos.

Mientras tanto, papá, mamá, o quien proponga el juego, en otro papel, elegid un escenario en el que vaya a suceder toda la historia.

Quizá estéis en casa y sea cualquiera la temática, pero si os encontráis en el parque o en otro lugar donde existen más recursos. Estos objetos podrán ser herramientas útiles para inventar un cuento con diferentes escenarios; un mar con un barco pirata o dos cazadores escondidos en el bosque que cazan patos,  un tobogán o el seto de un bosquejo. Seréis el guía de esta actividad y para ello también vosotros deberéis ser creativos.

Además, también es vuestro momento de disfrutar, de recorrer el camino del juego con vuestros sueños y aventuras, pues desde este punto sois los directores y guionistas del cuento, y tu hijo te seguirá a donde vayas. Pero no te preocupes si esta parte te parece complicada, también puedes coger una bolsa y llenarla de nombres de escenarios, y ¡que la suerte te acompañe! Porque toda la historia será al azar.

Pues bien, hemos acabado de dibujar y toca enseñarse ese bonito dibujo que habéis realizado, y… el cuento ha comenzado, os intercambiáis los personajes, los objetos de la historia o lo que haya surgido. Ahora tu hijo te imaginará en una entretenida aventura por unos minutos. ¡Todo un juego por descubrir!

Un buen cuentacuentos cuenta cuentos: características necesarias de un cuentacuentos para niños

Si tras acabar de realizar ese magnífico cuento pasáis a la fase tres de contar esa historia y pasarte al otro lado del escenario, es momento de conocer que cosas son necesarias para ser un gran narrador o contador de historias. Esta parte es super importantes para realizar cuentacuentos para niños, el público más complicado.

Podéis hacerlo vosotros o enseñar a vuestros peques esta divertida actividad que es el cuentacuentos para niños, pero tanto para unos u otros, recordar los siguientes pasos.

Elección del cuentacuentos para niños

El primer requisito de indispensable cumplimiento es saber elegir el cuento, atendiendo a algunos condicionantes:

  • El primero es la edad de los oyentes ya que, dependiendo de esta variable, cambiará su nivel de comprensión y su capacidad de atención. Así pues, la primera obligación del buen cuentacuentos para niños es atinar en la elección de la historia. Puedes usar la propia diseñada durante esta actividad o buscar otra que os encante, pero siempre ten en cuenta la edad de los peques.
  • Adaptar el lenguaje a los más pequeños. Una vez escogida, el cuentacuentos o narrador deberá ser capaz de adaptar su lenguaje para facilitar el entendimiento de los pequeños.
  • Es una buena idea preparar una ambientación adecuada al cuento: una iluminación conveniente, una mínima escenificación y quizá algún muñeco o títere o lámina e ilustración, darán más fuerza, vivacidad y credibilidad a la historia y a quien la cuenta. Sin embargo, no disponer de elementos externos y contar sólo con el apoyo de un libro o de la propia memoria, no debe representar ningún obstáculo en el camino hacia el éxito del cuentacuentos, porque, como decía el escritor francés Antoine de Saint-Exupéry, «los niños tienen mucha tolerancia con los adultos».
Crear un cuento con papá y mamá | Pasa la risa

Requisitos indispensables para un buen cuentacuentos para niños

  • Volumen de voz adecuado para que todos puedan escuchar, produciendo los cambios necesarios según las necesidades de la narración que se realiza.
  • Tono de voz natural, no muy agudos, ni muy graves.
  • Melodía y ritmo adecuados. La velocidad con que se narra no debe ser ni muy rápida ni muy lenta.
  • Modulación en forma natural, no exagerada, de las palabras.
  • Las pausas deben usarse con una intención específica, para dar suspenso, provocar curiosidad, diferenciar lo que dice el personaje principal de lo que dice otro personaje, o diferenciar lo que se narra y lo que es dialogado, etc.
  • La mirada está dirigida a la audiencia en su totalidad y a cada uno de los oyentes. Además, expresa su propia mirada sobre el relato.
  • Los gestos que complementan la narración.
  • Parece que explicar un cuento no debe comportar ningún problema, pero a la hora de la verdad, ante un exigente público infantil, contar bien un cuento no es tan fácil: se requiere una cierta dosis de gracia y un poco de técnica.

Características del buen narrador

Un buen narrador debe ser capaz de convencer con su voz, sus gestos, sus movimientos y su cara. Precisa imaginación, expresividad y grandes dosis de comunicación para que se produzca la necesaria empatía con los oyentes infantiles.

Una vez establecida esta conexión entre el adulto que cuenta el cuento y el niño que lo escucha, o viceversa, la complicidad está asegurada y el éxito de la historia está garantizado.

Un cuentacuentos para niños no debe limitarse a leer una historia usando palabras más o menos certeras, sino que debe hacer soñar a los niños, transportándoles con su narración hasta el mundo imaginario en el que viven los cuentos (los de ahora y los de siempre) dándoles el punto de vivacidad y certeza que «enganche» a los niños.

Es aconsejable aprenderse los cuentos ya que esto garantizará la explicación fluida de la historia. Sin ninguna interrupción se facilitará el seguimiento de la trama, dándole un aire de «cosa vivida». Variar el tono de la narración resulta fundamental. Es importantísima la entonación, las pausas y el suspense.

Si se mantiene siempre el mismo tono se puede provocar aburrimiento y falta de atención. Una pausa breve pero contundente en el momento álgido de la historia mantendrá a los oyentes a la expectativa y conllevará un deseado suspense que se verá cumplido con la emoción final del desenlace.

Es mejor no entretenerse con descripciones largas. Las frases cortas y claras ayudarán a los niños a crear sus propias imágenes. Es innecesario decir que el castillo era grande, con largos pasillos y oscuras torres, con habitaciones cerradas y lleno de fantasmas con sábanas que salían por la noche a asustar a sus habitantes. Basta con decir que el castillo era terrorífico para que cada niño cree mentalmente su propio castillo del miedo.

Creerse la historia es vital para convencer a los niños.

La entonación, la velocidad en la explicación y el entusiasmo en la narración son premisas clave para el buen cuentacuentos para niños. Además, la teatralidad que cada cual quiera imprimirle y su propia personalidad marcarán la forma cómo el cuento va a llegar a los niños.

Por último, la premisa esencial, fundamental y primera es creer a pies juntillas en la veracidad de la historia y explicar los cuentos con sumo gusto, creyendo en ellos, disfrutando del momento y compartiendo con los niños la maravillosa experiencia de la comunicación.

¡Buena lectura, y mejor cuentacuentos para niños!

Próximos contadores de historias: con estas herramientas, un cuento y mucha oratoria podréis convertir unas líneas en una aventura épica, que dure en el tiempo y se cuente de mayores a pequeños y entre todos.

¿Busca un servicios de Cuentacuentos para niños de Pasa la risa?

Imágenes extraídas de: Freepik / Pexels

Clown como forma de vida | Pasa la risa

¡No te pierdas estos consejos!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *